Existen muchas razones por las que una persona puede experimentar la pérdida de un diente. Ya sea por un impacto durante un accidente, por falta de higiene dental, por una condición de salud o cualquier otra que puede ser ajena al paciente, es indispensable acudir con el dentista de inmediato para reparar la situación y reponer la pieza perdida.

Hoy te contaremos los riesgos y consecuencias de perder un diente y no reponerlo, acompáñanos a conocerlos.

La boca, un puzzle perfecto

Así como lo lees. Nuestra boca es un rompecabezas perfecto, en el que todas las piezas encajan y son necesarias para la función de masticación, habla y sostén de los tejidos. Por ello, una pieza faltante, por insignificante que parezca, puede producir un desequilibrio en todo el puzzle y causar problemas que afecten al resto de las piezas.

Cuando la pérdida de un diente se debe a la falta de higiene dental, o enfermedad periodontal, los tejidos y el hueso del maxilar son destruidos y debilitados, de modo que pierden la capacidad de sostener al diente y este termina cayéndose, con el riesgo de dañar otras piezas y que también se debiliten y caigan.

Por su parte, la pérdida debida a un traumatismo es más difícil de prevenir, ya que suele ser consecuencia de un golpe o accidente imprevisto, y en estos casos es frecuente que el diente se fracture, más no que caiga por completo con todo y la raíz como en el caso de la enfermedad periodontal.

¿Qué puede pasar si se me cae un diente?

Problemas de masticación

Al masticar, quedará una zona hueca debido a la falta de una pieza, por lo que la comida causará un efecto mayor en la encía y provocará daños y molestias que hagan que mastiques del otro lado, causando una sobrecarga, que derive en un desgaste acelerado de los dientes.

Además, es probable que dejes de consumir ciertos alimentos, como los más crujientes, ante la dificultad de masticarlos. Y, por si fuera poco, puedes experimentar problemas digestivos al no tener una masticación correcta.

Movimiento de otros dientes

Ante la falta de un diente, el resto de las piezas tenderán a moverse para ocupar el espacio libre, ya que parte de su función es darse soporte entre ellos y buscarán al más cercano, provocando que se vayan separando entre ellos. Esta situación puede volverse muy grave, ya que el diente contrario (por ejemplo, el canino superior derecho en caso de perder el canino inferior derecho) puede erupcionar excesivamente, tratando de tener contacto con el otro y provocando que la raíz salga del hueso, con el riesgo de caerse.

Sarro, caries y periodontitis

La movilidad y los espacios interdentales irregulares favorecen la retención de residuos de comida, y dificultan la higiene dental, lo que provoca la acumulación de sarro que conlleva a la inflamación de encías, la caries y la enfermedad periodontal.

perdida de un diente

Pérdida o atrofia del hueso

El desuso debido a la pérdida de un diente conlleva el riesgo de atrofia del hueso de soporte a medida que pasa el tiempo, lo que provoca mayor dificultad para tratar al paciente y evitar que pierda otras piezas dentales.

Dificultades para hablar

Los dientes ejercen un rol importante en la comunicación, ya que la lengua los toca para pronunciar letras y palabras, especialmente si se pierden los dientes incisivos o caninos.

Incomodidad y problemas de autoestima

Sin duda, la ausencia de dientes da a las personas una apariencia poco agradable, especialmente para sí mismas, y esto es más notorio cuando se pierden las piezas más visibles de la boca. Los pacientes con esta problemática suelen cubrirse con la mano al hablar o sonreír, hacer gestos poco naturales para no mostrar sus dientes, o volverse retraídos y evitar las reuniones sociales debido a la vergüenza que les causa su apariencia.

En los peores casos, las personas pueden desarrollar problemas de autoestima o depresión.

La importancia del tratamiento precoz

Un tratamiento oportuno ayuda a prevenir todas estas problemáticas, especialmente si te atiendes antes de que se presente la pérdida de un diente. Pero, si lo perdiste a causa de un accidente, o por una enfermedad que haya debilitado tus dientes, tratamientos como los implantes dentales y la rehabilitación oral te devolverán la sonrisa y la funcionalidad.

En caso de haber perdido varias piezas, las soluciones más recomendadas son las dentaduras postizas o prótesis removible, que ayudan a recuperar de forma rápida y simple la capacidad de masticación, de pronunciación y la estética del rostro. Lo más importante es acudir con el especialista para que te brinde el tratamiento más adecuado a tus necesidades.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y te ayude a ser más consciente sobre el cuidado de tus dientes y la prevención de la pérdida de uno de ellos. En la Clínica Dental en Tijuana, The Dental District te invitamos a agendar tu cita de valoración para mantener la salud y belleza de tu sonrisa, con gusto te atenderemos.

AGENDA TU CITA